TAYLOR SWIFT SE COMPROMETE EN SECRETO CON SU NOVIO JOE ALWYN

Tras más de cinco años de noviazgo, la pareja de enamorados dio la noticia a su círculo más cercano.

Después de algunas relaciones malogradas, todo parece indicar que Taylor Swift ha encontrado a su media naranja, pues tras cinco años de noviazgo, la cantante se ha comprometido en secreto con su novio Joe Alwyn.


Los rumores comenzaron en enero, cuando la pareja voló en un jet privado desde su casa de Nashville a Londres, antes de dirigirse a disfrutar de una escapada relámpago en Cornualles.

El viaje rápidamente hizo que surgiera la sospecha de un compromiso, sobre todo después de que hayan viajado 4.000 millas para una visita de sólo tres días a la ciudad, algo que demuestra que fue "particularmente especial" para la pareja.


Ahora, una fuente cercana a Joe dijo:

“Taylor y Joe son increíblemente felices y están muy, muy enamorados. En realidad, llevan unos meses comprometidos, pero sólo se lo han contado a su círculo íntimo, básicamente a la familia más cercana y a los amigos de confianza más antiguos. Todo el mundo ha jurado guardar el secreto, también”.

Según algunos medios internacionales, la cantante, de 32 años, ha llevado un anillo de compromiso "a puerta cerrada", pues la pareja sólo ha informado a sus amigos cercanos de la noticia, y no tiene planes de anunciar formalmente su feliz noticia, que parece indicar ya tiene un par de meses.

“Taylor tiene un anillo precioso, pero sólo lo lleva cuando está en casa, es decir, a puerta cerrada. Una vez más, sólo un puñado de personas conocen los detalles de la boda y Taylor ni siquiera ha contado el compromiso a algunos miembros de su equipo”.
“Quieren que su amor se mantenga alejado de las cámaras lo máximo posible. Esto es sólo para ellos. Y cuando intercambien votos, definitivamente no habrá ninguna revista Vogue, Rolling Stone o ¡Hola!Será sencillo y elegante, como ellos”.

Su historia de amor

Taylor comenzó a salir con la estrella de Conversaciones con amigos, de 31 años, a finales de 2016 después de que se rumoreara que se habían cruzado en la Gala del Met de ese año en Nueva York.

La famosa pareja se ha caracterizado por ser muy discreta, ya que sólo ha sido fotografiada en algunas alfombras rojas un par de veces. Su vida en Londres es muy discreta y aseguran que, ella conduce un auto de gama media para ir de incógnito por la capital mientras viven en una casa de alquiler al norte de la ciudad y disfrutan de escapadas en las playas de Cornualles.